Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
 
4rtoMundo
Cuando los profetas atrasan, para ver el futuro sólo hay que abrir los ojos .
Calendario
Ver mes anterior Enero 2022 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

Buscador
Blog   Web

En imagen

Paisaje

Paisaje

Enlaces
» Cines
» Página/12
» El Ortiba
» Argirópolis
» Universidad Nacional de Río Cuarto
» Los Stones
» Zeppelin
» Radios, a full
» 10 de 50 fotos del Che
» ¿Qué hay de las jubilaciones?
» ¡Ah, los impuestos!
» La esquina del Sur
» Blog Educativo

Más leídos
» El crakc de los craks de las finanzas
» El embrollo argentino
» Entrevista con Mario Bunge
» HABLA PATRICIA VACA NARVAJA
» La crisis según Samuelson
» LA CRISIS Y LAS AFJP
» Las lágrimas de Schiaretti:
» Los tics fascistas de la "clase media" y sus lenguaraces
» SAN LUIS: ¿IGNORANCIA, INSEGURIDAD JURÍDICA O BURLA DE LA CONSTITUCION NACIONAL?
» Spinetta y las Bandas Eternas

Tópicos
» Contador (6)
» Cultura (10)
» Economía (3)
» Filosofía (0)
» General (49)
» Literatura (2)
» Lugares y paseos (1)
» Política (15)

Secciones
» Inicio

Sobre mí
FOTO

4rtoMundo



» Ver perfil


Nube de tags  [?]

Al margen
Qué es 4rtoMundo
Es el lugar en el que estamos, ahora.
En lo político. En lo material. En lo intelectual.
Lo que viene después del Tercer Mundo.
Lo que quedó después de la delirante fantasía de haber pasado por el Primer Mundo como una colonia ridícula y pretenciosa.
Es un lugar desde donde podemos mirar la realidad con ojos nuevos, que tal vez sean los que tuvimos y nunca debimos dejar de abrir.
Un lugar para pensar una nueva realidad, en tiempos en que los profetas atrasan.

Marcadores flenk

Se comenta...
» Spinetta y las Bandas Eternas
2 Comentarios: Juan, John
» Los tics fascistas de la "clase media" y sus lenguaraces
3 Comentarios: CHACHO, Misantropia, gustavo
» Poema a la Clase Media
1 Comentario: bertha
» SAN LUIS: ¿IGNORANCIA, INSEGURIDAD JURÍDICA O BURLA DE LA CONSTITUCION NACIONAL?
1 Comentario: Tammie
» Leer a Fidel, hoy
2 Comentarios: Lucas del Mar, muley

Cine

14 de Agosto, 2008 · General

El señor Sánchez

Escribe: Francton Framoll

Los medios de Río Cuarto informaron recientemente que el señor Luis Sánchez, fue separado de su cargo en la delegación local de la ANSES. Como se recordará el señor Sánchez fue derrotado en las últimas elecciones por el actual intendente Jure, quien contó con el apoyo del peronismo kirchnerista y del kirchnerismo no peronista.

Sánchez señaló -o los medios, con su instinto carroñero, quisieron mostrar -que la cesantía es parte de una "represalia" del gobierno nacional por "haber apoyado (Sánchez) al campo". En el entrelazamiento discursivo se dejan correr en perverso maridaje elementos verdaderos y otros notoriamente mentirosos, configurando un panorama de alta hipocresía. Se dice -y, por lo que se sabe, es verdad- que no hay denuncias de irregularidades y que la gestión del señor Sánchez se cumplía con toda normalidad. Con lo cual se apunta a mostrar un perfil técnico que la presencia de Sánchez en la gestión nunca tuvo, puesto que, más allá de la probable eficacia y supuesta honestidad administrativa desplegadas, la naturaleza de su designación no fue técnica, sino política. Y si cumplió sus funciones con eficacia y probidad, el señor Sánchez se limitó a hacer lo que debía hacer.

Con esto es importante señalar un encuadramiento falaz de la situación, que coloca, de un lado la eficacia técnica y del otro la política, siendo que no son elementos contradictorios, como perversamente los medios quieren hacer creer, sino que son indispensablemente complementarios y mutuamente necesarios en lo que a la administración de la cosa pública se refiere.

Habiendo dejado claro que la función de Luis Sánchez no fue técnica sino política, queda ahora una relexión sobre la política.

El señor Sánchez no era un político independiente que desempeñaba un cargo como aliado (lo cual dejaría aun un margen para otra reflexión, si pensamos en Cobos Iscariote): Luis Sánchez era un funcionario del gobierno nacional. Y había sido designado en ese cargo no por sus antecedentes académicos ni por su formación técnico-profesional, sino por la recomendación política de otros que fundaron su propuesta y la consiguiente decisión en la confianza política. Algo que, para muchos argentinos que se rasgan las vestiduras pidiendo ética a los dirigentes, pareciera no contar; algo que -desde la óptica de los medios- si funciona, es espíritu corporativo y si se traiciona es virtud republicana.

Lo que en realidad demanda la virtud política es el respeto a la confianza, el cumplimiento de los compromisos y la lealtad para la otra parte. Confianza, compromisos y lealtad que no son ni tienen por qué ser para siempre. Confianza, compromisos y lealtad que tienen que mantenerse mientras duren las convicciones o los intereses comunes que les dieron origen. Pero que permiten un desanudamiento, pues la nuestra es una sociedad que pretende ser libre y cualquiera puede pensar lo que se le antoje y actuar en consecuencia. 

Pero si el ejercicio de esa libertad de opinión o de conciencia implica quebrantar aquella confianza e ir en una dirección que la vulnera, corresponde denunciar el acuerdo y renunciar a los privilegios que ello implica. Entre ellos, el de tener un empleo, una función, un cargo expectante.

Ser funcionario de un gobierno es ser parte de las decisiones estratégicas del mismo. Se puede disentir, se puede no acordar: se puede hacer lo que la conciencia (o el interés) indiquen. Y aun se pueden reforzar las convicciones y los principios planteando una ruptura y hasta sosteniendo una actitud confrontativa en el momento de irse, esto es, de quedar fuera.

Y si la decisión política estratégica del gobierno del que se es parte va en una dirección opuesta a la de las propias convicciones, para honrar a las convicciones y a la propia persona hay que dejar de ser parte de ese gobierno. Hay que dejar la función.

La sociedad argentina necesita ejemplos de claridad y coherencia, no juegos a dos puntas. Las conductas bipolares son, por definición, incoherentes.

Porque no se puede ser funcionario de un gobierno y para acceder a un cargo electivo hacer campaña utilizando como recurso la condena a las posiciones que ese gobierno asume como propias, porque esto implica colocarse fuera de él.

Y esto es lo que, ahora formalmente, acaba de ocurrir. Es una pena, pero sirve para aprender.

Palabras claves
publicado por hpn a las 15:10 · 2 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (2) ·  Enviar comentario
No seamos tan ilusos. A ese lo echaron por chorro. ¡Qué probidad ni probidad!
publicado por Luisina Dolphi, el 14.08.2008 17:57
El Tin se equivocó en no renunciar al momento de sacar los pies del plato... no podés hacer campaña como Jefe de ANSES al lado de De la Sota y del lado de los opositores al Gobierno Nacional...

Tin: No Podés!!

(muy bueno el artículo, y por las dudas, el Tin no se quedó sin empleo, solo sin la función)
publicado por germano, el 21.08.2008 14:34
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad